Una bien ejecutada estrategia de emailing puede ser el sostén de una campaña de marketing de contenidos exitosa

Para tener una idea de la importancia de esto, hay que considerar que según un estudio del Content Marketing Institute (CMI) realizado en Estados Unidos, arrojó que el 93% de los marketeros B2B dijeron utilizar campañas de emailing para distribuir su contenido, mientras que el 74% lo considera el método más efectivo.

Pero, como recuerda Jodi Harris en esta nota, el emailing no es una táctica que se setea y luego se olvida ya que para mantener su efectividad hay que asegurarse que nuestro emailing se mantenga como una experiencia fresca, útil y relevante, siempre.


Y para lograr esto es necesario prestar atención siempre a algunos lineamientos como:

 

Prueba y prueba siempre: Se puede utilizar el emailing como un laboratorio para pruebas A/B para averiguar cuáles titulares hacen que nuestros suscriptores funcionan mejor.

 

Actualiza las preferencias de tu newsletter para que quienes los reciban puedan escoger con qué frecuencia y sobre qué temas prefieren recibir tu info.

 

Optimízalo para celulares: muchas personas abren sus correos desde sus teléfonos, por eso es básico que nuestro newsletter se pueda leer perfectamente en uno.

 

Evita caer en hacer spam. Tu lista de recipientes debe ser una “clean list” -obtenida limpiamente-. Siempre facilita a la gente si quisiera dejar de recibir tus correos.

 

Conoce tus métricas. Asegúrate de evaluar periódicamente la performance de tu newsletter para introducir mejoras.

 

Depura tus listas… siempre. Y se claro acerca de qué va el newsletter, maneras para que tus lectores puedan optar por pasar alguna información específica en la que no están interesados

 

Crea contenido personalizado y dinámico. Y antes de hacerlo, asegúrate de haber reunido la información adecuada de tus clientes.

 

Realiza campañas cortas para segmentos específicos. ¿Tienes suscriptores que nunca abren los correos? Ofréceles algo de valor, como un e-book e invítalos a revisar el centro de preferencias para asegurarse que están recibiendo información de su interés.

 

Con la información completa de tus suscriptores -ubicación, industria, posición, compañía, etc- es más sencillo lograr una personalización total con nuestro emailing.

Estudia la data obtenida: para verificar si se están logrando los objetivos propuestos.

comentarios