Creada en 2010, Instagram nació como una red social para compartir fotografías o videos cortos donde los usuarios, aplicando diferentes filtros lograban darle, a una imagen cualquiera tomada con nuestros celulares, una atmósfera retro o feeling, nómbralo como quieras. Y en solo siete años desde su creación, Instagram cuenta ya con más de 500 millones de usuarios, ¿a qué se debe este exponencial crecimiento?

Breve historia

Bueno, para comenzar, sus creadores Kevin Systrom y Mike Krieger -quienes habían estudiado en Stanford y tenían experiencia trabajando en empresas como Google-, viendo el potencial que iban ganando las redes sociales, decidieron unir su pasión por la fotografía y los productos sociales digitales que permiten a las personas comunicarse con mayor facilidad, para que podamos:

  • Cambiar el aspecto mediocre de las fotos que tomamos con el celular con los filtros y transformarlas en instantáneas de aspecto profesional.
  • Compartir las fotos en múltiples plataformas a la vez.
  • La mayoría de las apps tardaban una eternidad en subir las imágenes, Instagram optimizó la experiencia para que sea rápida y eficiente.

Una semana después de su lanzamiento, Instagram tenía ya 200 mil usuarios, al año siguiente sumó 5 millones y en 2012, cuando fue adquirida por Facebook -por US$ 1000 millones-, la app había sido descargada a 30 millones de teléfonos celulares.

Instagram Revolution

Hoy por hoy, Instagram es la red que más está creciendo, y en el último semestre, incrementó en 23% su número de usuarios activos (Twitter sólo creció un 2% y Facebook registró una caída del 3%). Al parecer, juntar redes sociales y audiovisuales -los dos pilares esenciales del Internet-, es un gol de mediacancha.  Se calcula que cuenta ya con 600 millones de usuarios.

Pero, como todo, tiene también detractores, quienes entre otras cosas han acusado a esta red social de haber arruinado la fotografía, al permitir, gracias a los filtros, que millones de “fotógrafos de celular” aficionados crean ser artistas de la luz. También se ha acusado a Instagram de ser una red de frivolidades -para recordárnoslo, cuentas como la de @richkidsofinstagram-, y que pervierte todo lo que significa el Internet al no permitir vincular enlaces externos, que solo se pueden colocar en la bio del perfil. Inclusive la Real Sociedad para la Salud Pública de Inglaterra (RSPH, por sus siglas en inglés) la ha calificado como la red más perjudicial para la salud mental de jóvenes y adolescentes.

Sin embargo, para muchos -entre los que nos incluimos- Instagram puede ser una fuente de inspiración, con la que capturamos lo que nos hace sonreír,  aquello que nos alegra, todo lo que nos apasiona. Será por eso que entre quienes mejor uso hacen de la aplicación en ese sentido, están miles de fotógrafos, marcas de moda, modelos, cocineros, íconos de los deportes de acción y marcas como GoPro y Red Bull, que con su campaña “Instagram your inspiration”, animó a sus seguidores a subir fotos inspiradas en sus colores -rojo, azul, y plata- usando tres hashtags diferentes, para publicar las mejores en vallas publicitarias en ciudades del Reino Unido.

Y ahora que Instagram es todo un boom -se calcula que el 50% de todos los usuarios de redes sociales van a utilizar la aplicación durante este 2017, crecimiento  impulsado por personas entre 18 y 29 años de edad- y que la mayoría de marcas quiere sumarla a su estrategia de marketing digital, solo quedaría definir qué tanto valor aporta, pues como sabemos no todas las redes sociales le convienen a todas las marcas. ¿Y Uds. se animarían a entrar a Instagram?

 

 

 

comentarios